loader image
Buscar

Links

Menú

Gianpiero Fusco

Coach Profesional

Hígado, riñón y visceras los verdaderos súper alimentos

Hígado, riñón y visceras los verdaderos súper alimentos

En mi trayecto durante todos éstos años como deportista y persona curiosa, probé con mucho recelo y cautela algunos suplementos, en la búsqueda de mejorar mi nutrición, mi salud y rendimiento en las actividades que desempeño.

Siempre consideré y mantuve la inquietud de porqué no obtener directamente esos nutrientes de los alimentos que consumo, pero eso sin olvidar por supuesto que la mayoría de los mismos vienen hoy por hoy muy disminuidos en calidad, no solo por las prácticas de cultivo y cría sino por el empobrecimiento y desgaste de los suelos, que son las fuentes de nutrientes en general tanto para animales como para las plantas.

Sin embargo, a medida que profundicé en conocimiento y práctica, pude claramente entender cómo el ganado vacuno resulta ser el nicho, el santo grial, más inalterado dentro de lo complicado que es el panorama en términos de conseguir esa calidad que buscaba y más aún, en estos tiempos.

La densidad nutricional y la biodisponibilidad en órganos de distintos animales no es para nada un misterio ni difícil de entender para la ciencia, tampoco para el conocedor coloquial, es decir criador, campesino o cazador tribal, los cuales tradicionalmente siempre han dado importancia al consumo eventual de los mismos.

Sin darle muchas vueltas al asunto, el hígado es por mucho, el alimento de mayor carga nutricional del mundo, tomando en cuenta de distintos animales, claro está. Tanto así que mucho de su contenido en nutrientes por cada 100 gramos son cercanos o sobrepasan los requerimientos diarios.

También en general y casi como práctica universal, el hígado de diferentes animales, se ha usado desde tiempos inmemorables para el tratamiento casero de anemias y deficiencias de crecimiento, desgano y falta de energía tanto en niños como en adultos.

Me quedó así muy claro entonces, que el ganado vacuno y más aún el de libre pastoreo, (que es por suerte muy común en nuestro país), resulta ser una de las fuentes de mayor calidad nutricional, como digo, casi inalteradas, del mundo en el que vivimos.

Es así, como con el tiempo comenzó a tomar gran importancia, complementar y suplementar mi alimentación con el hígado de res y de otros animales, el cual, es bien sabido, de todas las partes de un animal es la más nutritiva.

Y si bien, en los perfiles nutricionales de las etiquetas que tienen los productos en el mercado, encontramos largas listas, las cantidades con respecto a los requerimientos siempre suelen ser muy por debajo de nuestras necesidades, además de ser casi siempre de calidad muy dudosa, es decir muy pobres a final de cuentas. No así en el hígado que a pesar de no ser un producto patentable, está claro, es un verdadero SUPERALIMENTO.

B12, ZINC, HIERRO, CARNITINA, ÁCIDO FÓLICO, CISTEÍNA, LEUCINA y el resto de las vitaminas del complejo B. También aportes de coenzima Q10 y LIPOICINA. Rico en OMEGA3 y ÁCIDO LINOLEICO.

Ahondando más aún, el higado ha sido grandemente a el labado por la ciencia en su utilidad para tratar las afecciones metabólicas por sobre la mutación del gen MTHFR, pero es un tema en el que no vamos a extendemos hoy aquí, siendo éste bastante complejo.

En mi experiencia personal he notado mejoras en rendimiento físico, recuperación muscular y en mi sistema inmunológico, es justo por ello que me esfuerzo en recomendar no sin antes hacerles saber qué hay algunas precauciones a tomar en cuenta.

Para que consumamos el hígado sin riesgos mejor asegurarnos más que en cualquier otro caso, de que sea muy fresco y que si es refrigerado, la cadena de frío sea debidamente respetada. La verdad es que en las carnes la frescura se nota y probablemente un corte de hígado que no esté en óptimas condiciones, no llegará a la carnicería para ser exhibido porqué en realidad se ve muy mal, pero se debe ser conocedor y ser selectivo.

En el mismo orden de ideas, aquellas personas de sistema nervioso parasimpático, se pueden beneficiar mucho más que aquellos de sistema simpático (o exitado), ya que el contenido de purinas, que son unos compuestos químicos vitales para las funciones del hígado, puede acelerar más aún su sistema. Todos en realidad, podemos beneficiarnos de las bondades sin duda del hígado de animales sanos pero en especial las personas de rutina sana, vida activa y en especial aquellos de sistema nervioso parasimpático.

Autor

Comparte este post con un click:

Twitter
WhatsApp
Facebook

Publicaciones Relacionadas

CONTAR CALORÍAS📝

Hago la referencia con los carbohidratos porque la mayoría de personas que llevan un conteo minucioso de las calorías consumen

Leer más